Monos: Una experiencia incómoda y sensorial


En la cima de una alta montaña, ocho niños guerrilleros apodados “Los Monos” conviven bajo la mirada del Mensajero, un duro sargento paramilitar. Estos niños ya adolescentes tienen la misión de cuidar una vaca lechera y a la doctora (Julianne Nicholson), una mujer americana a la que han tomado como rehén. Pero cuando la misión comienza a peligrar, la confianza entre ellos empieza a fracturarse, lo que da inicio a un viaje frenético y caótico en medio de la selva. No sabemos quienes son estos adolescentes, cuáles son sus nombres, cómo llegaron hasta allí, sólo conocemos sus apodos y nada más. No sabemos dónde están y qué ideología defienden. ¿Están ahí por propia voluntad o por obligación? No sabemos nada de su pasado, sus familias y sus objetivos. Todo es presente. Un presente peligroso, adrenalínico, ritualesco y violento. Incluso es difuso el país donde se encuentran, bien podría ser Colombia, pero no se dice en ningún momento. Monos es una película perturbadora, angustiante y sensorial. Una película que entra por la piel no por la ideología, por lo que no se centra en defender o denunciar una guerra y sus responsables, sino que nos lleva a un viaje emocional, donde el director pareciera querer sacudirnos entre los graves dramas de estos adolescentes y el salvaje paisaje selvático, que es hermoso y hostil a la vez. Cuando muere la vaca y se suicida uno de los integrantes de la manada, los adolescentes se ven obligados a dejar la montaña y adentrarse en lo más profundo de la selva (muy parecido a la película Apocalypse Now). En esta segunda etapa de la película, comienza un sin fin de acciones que generan otro ritmo. Parte con la fuga de la doctora, luego el asesinato al Mensajero por parte de unos de los guerrilleros que se toma el poder, y por último la escapada y persecusión de otro de ellos. Justamente, toda la persecusión organizada para encontrar al guerrillero Rambo está filmada como género de acción, donde vemos largas tomas y sentimos que el peligro acecha constantemente. Todo esto sumado a sonidos desconocidos y amenazantes de la selva, como angustiosas tormentas de insectos, y el fuerte sonido del imparable río. El director Alejandro Landes logra sumergirnos en un cine de guerra y acción pero desde el punto de vista de un grupo de niños, lo cual produce una fuerte incomodidad. Ojalá la infancia pudiera estar lo más lejos posible de la guerra, las armas y la violencia, esa es quizás la primera reflexión que uno tiene cuando termina la película…Seguido del comentario, “y pensar que así sucede en la realidad”. Por más atemporal que sea el relato, Landes logra desnudar una realidad dolorosa y cruda. Y a través de sus primeros planos, nos hace sentir el peso de ésta. La mirada de cada adolescente se queda en cada uno de nosotros. Como la mirada final de Rambo, donde sin saber qué pasará con él, en sus ojos vidriosos y asustados, vemos que algo profundo ya se quebró en él, y que difícilmente existe un nuevo punto de partida. Ese presente sin pasado que se narra en el film, nos deja la sensación amarga, que el futuro no será esperanzador para ninguno de los Monos.


Por Bárbara Huberman

Descargar película aquí, full calidad y comenta que te pareció

Monos

Dirección Alejandro Landes

Año 2019

Duración 102 min

Guión Alexis Dos Santos y Alejandro Landes

Música Mica Levi

Fotografía Jasper Wolf

Productora Coproducción Colombia-Argentina-Uruguay-Países Bajos (Holanda)-Alemania-Suecia; Franja Nomo / Campo Cine / Film I Väst / Le Pacte / Lemming Film / Mutante Cine / Pandora Film / Snowglobe Films



0 vistas

©2020 by filmmar.