Monos: Una experiencia incómoda y sensorial